Búsqueda personalizada

miércoles, 2 de septiembre de 2015

Extant. Temporada uno, con Halle Berry.

Todo producto que lleve el sello de Steven Spielberg merece que por lo menos le eche un vistazo. En Extant, Spielberg participa como productor y, como en otras series en las que ha participado, esto garantiza que al menos nos encontramos ante un producto de calidad. Pero, ¿será esto suficiente para mantener la atención del espectador?



La serie esta protagonizada por Halle Berry que da vida a la astronauta Molly Woods. Recientemente la protagonista acaba de volver de una larga temporada de 13 meses en la estación espacial donde ha llevado en solitario numerosos experimentos. Lo que en un principio es supone un emotivo reencuentro con su familia no tarda en torcerse. De manera misteriosa y sin ninguna explicación aparente Molly esta embarazada y no tiene pinta de que el bebe que vaya a nacer sea humano o tenga buenas intenciones.

Más o menos esta es la trama general de la serie. A partir de aquí tenemos un montón de conspiraciones, personajes con oscuras intenciones, traiciones y algunas escenas de acción. Todo ello mientras se van descubriendo las intenciones del recién nacido. ¿Por qué esta en la Tierra? ¿Qué pretende obtener de Molly? Son solo algunas de las preguntas que, en parte, serán resueltas a lo largo de esta primera temporada.

Paralelamente a toda esta historia del alienígena tenemos también la trama sobre el niño robot. Resulta que el marido de Molly trabaja como diseñador en un laboratorio de robótica y es el máximo responsable de la creación de unos androides casi perfectos. El primer prototipo es Ethan, que vive en casa de Molly. Visto desde fuera es un niño normal, pero por dentro contiene un potente procesador que le permite aprender a gran velocidad y retener toda la información posible.


Toda la trama de Ethan me ha enganchado más que el asunto de los alienígenas. Ver como los adultos le van enseñando y él va adquiriendo esos conocimientos y formándose unos valores es de los puntos más interesantes de la serie. Además Ethan tendrá poco a poco más papel y su aportación en la recta final será fundamental para el desenlace.

Satisfactoriamente para el espectador la trama queda muy bien atada y casi todo se resuelve. Quedan algunos asuntos pendientes que se supone serán tratados en las temporadas posteriores, pero por fortuna tras acabar esta primera temporada la sensación es de que la trama ha avanzado y conocemos una parte del misterio.


Extant no es una mala serie. Como suele ser habitual tarda un par de capítulos en arrancar pero poco a poco se va poniendo cada vez más interesante. El problema es que no tiene nada que realmente la haga destacar entre la ingente cantidad de series que tenemos hoy en día disponibles. Si quieres arrancar una serie nueva o te apetece ver una historia de ciencia ficción ligera es una buena opción. Si tienes el calendario de series muy saturado deja Extant para más adelante.

A mi personalmente esta primera temporada me ha gustado. La fui viendo según la ponían por la tele, cosa que creo que es la primera vez que hago en años, y me tuvo entretenido. Este verano están emitiendo en América la segunda temporada, cuando tenga un hueco me pongo con ella este próximo invierno.